Your address will show here +12 34 56 78
Comunicación, Economía
La Sociedad de Productores Forestales expresa su honda preocupación por la fuerte afectación de actividades económicas que se ha generado por una cadena de medidas sindicales, lo que daña fuertemente a la producción nacional, a su sector exportador y al sector forestal. 

Expresamos nuestra profunda preocupación por la situación que se vive en el Puerto de Montevideo. En momentos en que comienza a visualizarse la reactivación económica luego de superar los momentos más difíciles de una pandemia, el sector exportador es uno de los principales motores de la dinamización de la actividad. Las trabas en el desarrollo del comercio exterior y  las exportaciones, perjudica al Uruguay en general al afectar los ingresos de divisas del país y la confiabilidad del Uruguay en los mercados mundiales de destino.

El cese de las operaciones portuarias supone paralizar la principal puerta de entrada y salida de productos del país, con impactos que trascienden los días de paro. Para los exportadores imposibilita cumplir con los compromisos contractuales asumidos, con consecuencias económicas inmediatas y la eventualidad de perder la relación comercial con el cliente. Para los importadores, implica retrasar sus operaciones por semanas y asumir costos imprevistos para acceder a las cargas esperadas desde otros puertos de la región (Brasil o Argentina). Para las empresas navieras es un factor de desestímulo adicional a recalar en nuestro puerto, el que de por si aporta volumenes de carga menores para su negocio y ahora suma dificultades operativas por este conflicto. Todos estas trabas y dificultades frenan la actividad amenazando la ansiada reactivación económica y el empleo.

Asimismo, nuestra gremial observa con gran preocupación el clima de conflicto generado en la mayor obra de construcción del país en el marco de una nueva ronda de consejos de salarios. Consideramos que el desarrollo industrial constituye un elemento determinante para la competitividad y proyección futura del sector forestal en su conjunto. La visualización por parte de los inversores de un clima conflictivo como el actual, genera un claro desestímulo a la radicación de inversiones, con evidentes efectos negativos en las perspectivas de generación de empleo.

Ante este hecho, consideramos que toda negociación debe ser llevada a cabo con respeto y responsabilidad por las partes involucradas y rechazamos toda expresión de radicalización que dificulte el diálogo, el buen relacionamiento y la negociación.

Comprometidos con el respeto a las oportunidades de trabajo y libertades sindicales, esperamos que todos los actores involucrados en estos conflictos se conduzcan con responsabilidad hacia el país, en pro del bien común.
0

Comunicación
La Sociedad de Productores Forestales (SPF), representada por su presidente, el Sr. Diego Mora, y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), por el Sr. Miguel Sanguinetti firmaron en febrero del 2020 un convenio interinstitucional.

Este acuerdo general busca desarrollar una alianza estratégica entre ambas instituciones para el trabajo en investigación, cooperación técnica, generación de información y la implementación de acciones conjuntas de comunicación y divulgación científico – tecnológica.
0

Comunicación
El 4 de febrero se realizó la inauguración del Centro transitorio de Estadía de Diurno en la ciudad de Tacuarembó. El Fideicomiso realizó un aporte en el traslado y de equipamiento de los contenderos. A la inauguración asistió el ministro Bartol y varios representantes de las empresas forestales.

Por otro lado, el Fideicomiso Forestal en Acción ha decidido apoyar la iniciativa del MIDES en referencia al Programa de Atención a Mujeres con Niños, Niñas y Adolescentes que se encuentran en situación de extrema vulneración de derechos y que no cuentan con la posibilidad de desarrollar y sostener un espacio familiar autónomo, provenientes de vivir a la intemperie.

El objetivo general de este programa es brindar un espacio de restitución de derechos para mujeres con niños/as y adolescentes en situación de calle.

Actualmente el programa tiene unas 1100 usuarias/os aproximadamente, de las cuales 600 están viviendo en modalidad hotel. El MIDES se propone como meta para el año 2021, la creación de unos 260 cupos para atender esta población. Los cupos se lograrán mediante las reformas de dos edificios principales (ex facultades de Teología y Ciencias de la Comunicación).

Para lograrlo se deberán de adecuar dos edificios que se encuentran en desuso y se readecuarán a su nuevo uso de alojamiento para personas.

El monto estimado conque contribuirá el Fideicomiso Forestal en acción es de U$S 160.000 dólares y las principales obras a realizar es transformar los salones de los edificios actuales en cuarto para albergar entre 4 y 8 personas. Algo a resaltar es que es necesario realizar tabiques para dividir lo que antes eran clases en cuartos y para eso se utilizará placas de maderas producidas en Uruguay por el aserradero de Lumin.

También se decidió apoyar el proyecto “Minga” del Padre Mateo Méndez, que se lleva adelante en la ciudad de Las Piedras. Es una propuesta que busca la integración de los jóvenes a nivel social, educativo y laboral. En un entorno muy violento y hostil para los jóvenes en situación de vulnerabilidad social.

La primera etapa del proyecto pasa por el intercambio y conocimiento entre los integrantes. Luego se pasa a lo relacionado a la educación. Los jóvenes que concurren allí asisten a diversos talleres, reciben clases en el CECAP de Las Piedras o se vuelven a insertar en el sistema educativo formal.

Y la tercera etapa es la vinculada a la inserción en el mercado laboral. Algunos de los jóvenes que participan de Minga actualmente trabajan para la Comuna Canaria.

Muchos están reaprendiendo a leer y escribir, ya que, aunque sabían hace mucho que no lo hacían y se olvidaron. En este caso los fondos de Forestal en Acción se dedicarán principalmente a la iluminación de espacios deportivos que se encuentran realizando el monto aproximado del aporte oscila en los U$S 50.000.


0

Comunicación, Noticias
Una delegación del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, encabezada por el ministro Carlos María Uriarte participó en la gira organizada por la Sociedad de Productores Forestales, el 12 y 13 de noviembre. Las empresas visitadas fueron Cofusa, Urufor y Fymnsa en Rivera y Lumin y Macroplan en Tacuarembó.

La gira tuvo como objetivo dar a conocer el trabajo que se realiza en las empresas forestales, desde los viveros hasta la industrialización. El foco de las visitas estuvo en la producción de madera sólida, tanto en Pino como en Eucalyptus, con la consiguiente incorporación de valor agregado, todos productos que, en su mayor parte, son exportados. En todos los casos presentados existe integración vertical.

Por parte del ministerio participaron, el ministro Carlos María Uriarte y el director forestal Carlos Faroppa. Por parte de la SPF estuvieron presentes, su presidente Diego Mora, Francisco Bonino, Miguel Helou y Claudia Pittamiglio.

En Cofusa y Urufor la delegación estuvo acompañada por uno de los representantes de las empresas y directivo de la SPF, Javier Otegui. En la recorrida se pudo visitar el vivero clonal de Eucalyptus grandis, poda en altura de bosques de Eucalyptus grandis con 22 años de edad   y la cosecha de la misma especie con turnos de rotación de 25 años.

En Fymnsa, la delegación estuvo acompañada por uno de los representantes de la empresa, Pablo Balerio, también directivo de la SPF. Se pudo observar plantaciones de Pinus taeda y se visitó la planta industrial. Esta empresa procesa en su totalidad madera de Pinus taeda.

En Lumin la delegación estuvo acompañada por Álvaro Molinari, gerente de la empresa y directivo de la SPF. Se realizó una recorrida por las Microcuencas La Corona, el vivero y la planta de Lumin, así como también la nueva obra.  Lumin produce paneles con láminas tanto de Eucalytus como de Pino.

En el establecimiento Macroplan acompaño el gerente general de Bosques del Uruguay Dan Guapura, en esta visita se pudo ver la plantación 2020 otoño y primavera de E. grandis y E.dunii.

En todas las instancias, las áreas visitadas fueron presentadas por los técnicos que trabajan en las empresas. Se destaca el alto grado de compromiso y dedicación que mostraron todos los técnicos que participan de las diferentes empresas.

Nos resta agradecer a las empresas que nos hayan abierto sus puertas y felicitarlos por el profesionalismo con que llevan adelante su labor. Sin duda son ejemplos a seguir.

0

Comunicación, Eventos, Noticias
Fuente: El Observador / Analía Pereira

La Sociedad de Productores Forestales lideró un intercambio de pareceres sobre el tema «Integración productiva sostenible: el próximo desafío país»

La integración entre forestación y otras producciones del agro -ganadería, agricultura y apicultura, por ejemplo- y el cuidado ambiental se presentaron como desafíos del sector, en el Desayuno Forestal de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay (SPF), realizado el pasado miércoles.

El presidente de la SPF, Diego Mora, abrió el evento destacando que la gremial busca promover un sector «sostenible, competitivo y comprometido con el desarrollo integral del país».

En línea con esa intención, se realizaron dos mesas de diálogo en las que se discutió la posibilidad de integrar la forestación con otras actividades económicas y el impacto ambiental que eso considera.

«El mundo hoy exige materiales renovables. La preocupación mundial está en la deforestación, cuando en nuestro país hemos logrado proteger y aumentar el área de bosque nativo, realizando toda nuestra producción en bosques implantados», expresó Mora, y añadió que desde el sector entienden que la producción será «un pilar para el desarrollo sostenible de Uruguay, siempre que logremos cuidar y hacer uso responsable de los recursos naturales».

Integración productiva En la mesa «Integración productiva» participó el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, quien habló sobre la importancia del rubro en la economía nacional y la posibilidad de que se integre con otras producciones, por ejemplo la apícola.

«Ver que solo el 20% de los apícolas están en los montes nos dice que hay un nuevo potencial para desarrollar en el marco de la certificación», comentó, y destacó que la producción forestal está libre de uno de los principales problemas del apicultor: el uso de productos químicos. «La producción apícola en la forestación puede dar esas garantías que hoy el mercado le exige y condiciona», dijo.

«El Uruguay que nos imaginamos es un mosáico, donde interactúen los sectores productivos y no productivos. Ese es el paso que nos falta dar para imaginarnos un Uruguay más sinérgico», añadió el ministro y definió a la Ley Forestal N° 15.939 como «un ejemplo y un sueño para muchos rubros que quisieran tener el mismo marco para encarar una producción planificada».

En esta mesa participaron el consultor en producción ganadera, Álvaro Simeone, quien expuso sobre el impacto de la forestación en la ganadería; y el productor Francisco Bonino, quien habló de la unión entre la producción forestal y otras actividades económicas. Citó, por ejemplo, que hay más de 2.000 ganaderos criando animales en predios forestales y también 420 apicultores.

Ambiente y agro En la mesa de diálogo «Ambiente y agro» el académico Fernando García Prechac expuso sobre el impacto de la forestación sobre los suelos; y el productor Nelson Ledesma habló sobre sostenibilidad y forestación.

Adrián Peña, ministro de Ambiente, fue el tercer orador en esa mesa. El jerarca destacó el potencial de crecimiento económico del rubro y reconoció que existe una tensión entre la producción forestal y el cuidado medioambiental, y que «la gestión de esa tensión es lo que nos va a sacar adelante, tomando decisiones con información, sin estar parados en fundamentalismos».

Añadió que, con respecto a «falsas oposiciones que se han construido con respecto a lo que la forestación genera», la oportunidad está en «poder transparentar, informar y demostrar qué es efectivamente lo que está pasando, que no es siempre lo que por allí se dice».

Peña explicó que desde el ministerio están estudiando cómo trabajan los sectores productivos para buscar «el justo trabajo entre producción y ambiente».

Informó que las tres principales preocupaciones de la cartera con respecto a la producción forestal son el cuidado del agua, de la biodiversidad y de los suelos. En su presentación, Ledesma enfatizó en que el rubro forestal es uno de los más controlados, por las
exigencias de normativas de certificación internacional, como el PEFC o FSC.

Al término del evento, Mora sintentizó a El Observador: «El sector no ha escapado a la situación de incertidumbre internacional, somos un sector agroexportador y dependemos de los mercados internacionales, somos positivos en que somos un sector con capacidad de pasar una coyuntura más compleja, como le ha pasado a otros sectores».

«Veo el mediano y largo plazo con perspectivas de crecimiento y buenos niveles de rentabilidad», concluyó el presidente de la SPF.

Polémico anuncio del ministro de Ambiente
El ministro de Ambiente, Daniel Peña, anunció que el ministerio trabaja en un proyecto de actualización de la categorización de suelos, que incluye el control de proyectos forestales de áreas menores de 100 hectáreas por parte de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama). Lo que se propone es, dijo: «Autorizar los suelos de uso forestal y aquellos en no prioridad forestal clase 6 a 7, categorizados como de aptitud de uso forestal, generalmente menores a 114, como el resto de los suelos del grupo 502 B, y permitir plantar como
máximo 10% en 50 hectáreas de otros suelos clase 3 y 4 de uso agrícola, con limitaciones», y agregó que para conservar la biodiversidad se propone definir la estrategia de campo natural de acuerdo «al porcentaje remanente de campo natural de la Unidad 5 de cuenca que se encuentre en buen estado de conservación».

En tanto, para el cuidado del agua, señaló, se quiere «minimizar el avance de la forestación en aquellas cuencas Unidad 5 que se encuentran sobre forestadas o por encima del 50% de la cuenca ya forestada».

Este anuncio sorprendió a los productores, que en varios casos dijeron no estar enterados de la iniciativa. Varios se mostraron molestos, incluso hubo quienes le respondieron al jerarca. Tras la reunión, Peña dijo a El Observador que «es natural que exista tensión entre la propuesta productiva y algún costo que quiere poner el ministerio», pero que está abierto a hablar con los productores.

«Restringir la actividad forestal»
Varios oradores y productores que participaron del evento le respondieron al ministro de Ambiente, Daniel Peña, quien escuchó dudas y reclamos y respondió que lo expuesto «todavía es una propuesta».

Consultado por El Observador, Diego Mora, presidente de la gremial anfitriona, declaró: «Nos sorprendió un poquito, porque no sabíamos lo que se estaba manejando a nivel del Ministerio de Ambiente. Creemos que esto va a dar, como bien dijo el ministro, para trabajar mucho y aportar información objetiva que permita el debate y ver realmente qué es lo que queremos definir como líneas de acción para el Uruguay productivo.

Sobre eso, conversar y seguir trabajando, creemos que ese es el camino». Entre las respuestas que se le dieron al ministro, Ledesma opinó que en la propuesta se muestra una restricción a la producción del sector.

«El ingeniero García habló sobre los beneficios de la producción forestal y la contribución que hace para evitar la degradación, y lo primero que veo acá es de alguna forma restringir la actividad forestal», dijo, y añadió que desde la gremial se quedan «con un sabor amargo». Por su parte, el gerente forestal de Montes del Plata, Diego Carrau, enfatizó en la burocracia que supondría un control de los proyectos menores a 100 hectáreas por parte de Dinama: «Me parece que a veces no se tiene en cuenta los tiempos que lleva toda la tramitación de un proyecto forestal. Y es al único sector al que se le exige esta cantidad de documentación», comentó y le pidió a los dos ministros presentes (Peña y su par de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte): «No se olviden del productor».
0

Comunicación, Noticias
“Tengo el tambo que inició mi padre en Florida, soy productor Crea lechero, y no tengo ninguna hectárea forestada porque no es tan buen negocio plantar en estos suelos”, contó en entrevista con La Mañana el presidente de los forestales Diego Mora Otegui.

Se suele “simplificar al sector forestal en el tema celulosa, pero en realidad la cadena maderera es mucho más que eso”, dijo el presidente de la Sociedad de Productores Forestales (SPF) Diego Mora. El volumen de la producción que se canaliza hacia la celulosa “hace que esa simplificación sea habitual, pero hay otros sectores muy relevantes como la transformación mecánica de la madera, los aserraderos, paneles, y también la transformación química como resinas y aceites, o la generación de energía”. También está la incorporación de la madera como material de construcción, en lo que “Uruguay ha ido avanzando, pero se necesita más porque son cambios culturales que llevan tiempo”. A diferencia de lo que se cree, “el sector forestal es más amplio que la celulosa”, definió.

“Uruguay posee 1.800 empresas de las que 1.600 son pequeñas, 120 medianas y 80 grandes; el sector emplea 25.000 personas en la distintas fase de la cadena y el aporte al PBI es del 3,6 % del producto, proyectando sobrepasar el 5 %”, detalló.

Señaló que el COVID-19 también afectó la forestación con mercados que se cerraron y otros que ahora comienzan a abrirse tímidamente, como China. Uruguay compite con Nueva Zelanda en la colocación de pinos, pero éste país tuvo dificultades y aprovechamos la oportunidad, también hay otros destinos como el abastecimiento de chips a Europa que no se ha recuperado porque tiene las plantas y la logística paradas, lo que frenó los procesos comerciales.

Consultado sobre el área plantada, Mora dijo que se ha llegado a una meseta del 5 % del territorio. “Las tasas de crecimiento es muy baja, se va replantando sobre áreas que van haciendo tala, en esas áreas se observa una replantación, y se ven algunos crecimientos en lo que se llama programas de fomento que son asociaciones entre empresas y productores que quizá están en otro rubro y han incorporado la forestación en sus predios que tienen su actividad principal en una explotación ganadera o agrícola”, agregó.

Detalló que “los mejores rendimientos están dados en los suelos de prioridad forestal” y que es la Ley Forestal la que “prevé cuales son los suelos de prioridad que tienen determinadas características”. Si lo que se pretende es tener una buena producción “no sirve plantar en cualquier lado”.

Cuando un productor va a forestar más de 100 Has. “debe dar determinados pasos porque se debe reunir determinadas características y cumplir con determinados procesos de autorización”, entre ellos “las exigencias de la Dirección Forestal del Ministerio de Ganadería, la Dinama de Medio Ambiente, y las intendencias que tienen sus normas en el ordenamiento territorial. Es el sector más regulado de todos en toda la agropecuaria. No se puede plantar en cualquier lado y está muy claro en la normativa cuáles son los procesos que se deben cumplir”.

Particularmente la Dinama “tiene un régimen de clasificación de proyectos y dependiendo de cómo los clasifica requiere una propuesta de manifiesto pública que se pone a consideración de los habitantes de la zona que puedan estar interesados en expresar sus comentarios al respecto”. A “otros proyectos se les puede agregar una audiencia pública presencial para que todos puedan expresar su posición. En eso la Dinama hace un trabajo muy exhaustivo”, expresó.

Consultado sobre si hay casos de excepción a esa normativa, Mora dijo que se requiere de la autorización ambiental y en los casos que se superen las 100 hectáreas. Aclaró que “en el imaginario colectivo se cree que donde hay un buen campo para la soja es un buen campo para la producción maderera, y no es así. Desde el punto de vista de la producción, un suelo muy bueno para producir soja, no necesariamente es bueno para producir madera”.

“Si se plantan árboles en un suelo que no tiene buenas condiciones para su desarrollo, lo que termina sucediendo es que tiene una producción de metros cúbicos de madera por hectáreas muy baja, y eso no es atractivo para ningún inversor” porque tendrá “mala producción y un árbol con problemas en su desarrollo, lo que puede terminar en un mal negocio”, advirtió.

La vaca le gana a la madera

“Yo soy más tambero que forestal, tengo el tambo que inició mi padre en Florida, soy productor Crea lechero, y no tengo ninguna hectárea forestada porque no es tan buen negocio plantar en estos suelos. Mi predio forestal está en la zona del Carmen”, departamento de Durazno, contó.

En el caso particular del tambo, ubicado en la cuenca lechera, éstos “son suelos en los que la vaca le gana al árbol, pero en otras zonas de Florida hay suelos de baja productividad que tienen otro tipo de caracterización y que son apropiados para plantar árboles y no para tener un tambo”.

En Uruguay la forestación ocupa el 5 % del territorio nacional y “como mucho llegará a un 7 %, no mucho más que eso. Primero porque hay gente con explotaciones con suelos aptos para plantar árboles que no tiene interés en forestar, y después hay áreas atractivas para forestar pero con zonas que se pierden porque un proyecto forestal implica una cantidad de área que se sacrifica con los caminos, cortafuegos, eventos geográficos que respetar y no se pueden plantar, una serie de cosas que hay que tener en cuenta. Si alguien tiene mil hectáreas y las quiere forestar, difícilmente logre forestar más del 60 % y es raro llegar al 70 %”.

“Mis exigencias financieras son las mismas como tambero y como forestal”

Se suele criticar las facilidades que se le da a la forestación a la hora de financiar una inversión, pero es un error considerar tal cosa, dijo el presidente de la SPF. “Eso se dio al inicio cuando se intentó promover al sector, hubo un plan de incentivos con subsidios específicos pero eso ya no existe”, subrayó.

Diferenció la tarea productiva con las inversiones “muy significativas” vinculadas a “la instalación de las plantas de celulosa con empresas que han negociado con los gobiernos” y “han tenido consideraciones que reclamamos para todos, porque como productor de cualquier actividad pensamos que sería bueno tener esos beneficios” que tienen esas empresas, reclamó.

Si como tambero voy al BROU y solicito una financiación para comprar vacas o reformar la sala de ordeñe, “el acceso y las consideraciones del banco van a ser por el tipo de cliente y los criterios que manejan para todos los clientes, no por hacer una inversión forestal”, subrayó.

“Hay varios subsectores que podemos promover y hacer crecer”

El diputado Rafael Menéndez (CA) presentó un proyecto de ley cuyo objetivo es “proteger el medio ambiente”, según dijo el legislador a La Mañana. En su parte medular, el proyecto limita la aprobación de iniciativas forestales a áreas cuyo índice Coneat “sea en todos los casos inferior a 76” que surge del promedio actual de los campos forestados, y propone un distanciamiento del “borde del monte”, “superior a los 300 metros” de cursos de agua. También agrega el proyecto “la rotación de cultivos entre cada turno forestal”.

El presidente de la SPF dijo que “el proyecto forestal de Uruguay es un proyecto país, aprobado por todos los partidos políticos, una cosa pocas veces vistas incluso en el mundo. Me parece que hay un tema de información que aclarar y precisar para darle un sustento técnico a lo que plantea este proyecto de ley”.

Valoró que la mayor parte de las plantaciones que posee Uruguay tienen certificación de sellos internacionales como FSC y PEFC los que garantizan el cuidado del medio ambiente. “Sin esos sellos el productor no puede exportar. Parte de las exigencias de esos sellos es que se respeten todas las normas legales vigentes y un respeto estricto por los temas ambientales que es la preocupación del consumidor de productos forestales en el mundo: que la madera venga de fuentes de usos renovables”, puntualizó Mora.

“Hay estudios específicos” respecto a los efectos de la forestación en el agua y en los suelos, y “se demuestra que los efectos del árbol son positivos para el medio ambiente”. Ya llevamos “30 años de trabajo en el sector y que me digan en qué lugar hay problemas hídricos a causa de los árboles. No hay ninguna evidencia científica”, enfatizó.

Respecto a la rotación dijo que “a un negocio que abastece una línea de producción no se le puede decir que este año no produzca y se dedique a otro cultivo. Es un planteo que no tiene sustento técnico ni económico. La mayoría de los bosques están en lugares que muchas veces no permiten otro cultivo que no sea el árbol”, indicó.

Asimismo consideró que “si lo que hay es interés por discutir sobre el futuro forestal, levantemos la mira y busquemos los mecanismos de incentivo para promover lo que nos parezca conveniente, y aprovechar más los recursos de bosque porque hay varios subsectores que podemos promover y hacer crecer. El camino no es limitar lo que se está haciendo y muy bien porque el sector forestal para el país, como inversión, ha sido notable”, finalizó.

Fuente: La Mañana
0

Comunicación, Noticias
Este lunes 25 de mayo a las 10 horas en el MIDES se realizó la firma del Fideicomiso “Forestales en acción”, instrumento elegido para poder canalizar los aportes económicos del sector en la lucha contra el Covid-19. Contó con la presencia del ministro Pablo Bartol,  el presidente de la Sociedad de Productores Forestales, Diego Mora y Gabriel Delpiazzo, como fiduciario.

La Sociedad de Productores Forestales ha promovido entre sus socios una contribución excepcional de US$ 1,5 por hectárea para colaborar en la atención la emergencia sanitaria. Hasta el momento se han recaudado más de 520.000 dólares, lo que será destinado, por medio de este Fideicomiso, al MIDES. La finalidad del aporte será atender necesidades sociales que deriven de la situación de emergencia sanitaria que vive el país, así como la situación de las personas en situación de calle.

La asignación de los recursos será de un 50% para la región metropolitana y 50% para el interior del país. En el interior se priorizarán las regiones con mayor actividad forestal, como son la región Norte (Rivera, Tacuarembó y Cerro Largo) y la región Este (Rocha, Lavalleja y Treinta y Tres).

El presidente de la SPF, Diego Mora destacó como el sector forestal, desde que se desencadenó la pandemia, se preocupó por el impacto que iba a tener a nivel social y se organizó para poder colaborar, eligiendo un instrumento innovador que permite un claro control de todas las partes involucradas.

Por su parte el ministro Pablo Bartol agradeció a la SPF por canalizar la ayuda del sector a través del MIDES. Hizo énfasis en que la ayuda se destinará a las personas en situación de calle para proporcionales «su lugar en el mundo» e invitó a más empresas o grupos de empresas o personas a sumarse a este instrumento.  

Esta forma de contribución del sector forestal se suma a otras ya realizadas, cómo lo es el aporte de las empresas a la campaña #noscuidamosentretodos por más de medio millón de dólares, con el fin de adquirir insumos y equipamiento médico para la emergencia sanitaria y la donación de 30.000 dólares para el alquiler de módulos instalados en la Rural del Prado, en coordinación con la Asociación Rural del Uruguay.
0

Comunicación, Noticias
Las empresas forestales no son ajenas a la delicada coyuntura que vive el país a causa de la emergencia sanitaria. Por este motivo, desde la Sociedad de Productores Forestales hemos solicitado una colaboración extraordinaria a nuestros socios, para ser destinado a apoyar al MIDES y la campaña #noscuidamosentretodos.

Nuestro sector es un actor relevante a nivel nacional y uno de los pilares de la actividad económica, es por ese motivo que sentimos la responsabilidad de colaborar con la sociedad en este difícil momento.

Es con ese objetivo que realizaremos una contribución a partir del esfuerzo económico de nuestros socios a quienes se les solicitó una colaboración de US$ 1,5 por hectárea, los que de acuerdo a nuestros registros tienen el potencial de recaudar aproximadamente US$ 1,2 millones de aporte efectivo.

Los fondos recaudados tendrán en principio dos destinos. Por una parte  brindar apoyo al MIDES para alojamiento, servicios y alimentación a la población más vulnerable en el contexto de esta crisis. Por otra parte, siguiendo la línea de varias empresas del sector, se está apoyando a la campaña #noscuidamosentretodos, con el fin de adquirir insumos y equipamiento médico para la emergencia sanitaria.

En lo que tiene que ver con el apoyo al MIDES, se resolvió destinar 50% del presupuesto recaudado para acciones en todo el país y 50 % para acciones sociales del MIDES e Intendencias Departamentales de las comunidades de mayor influencia de nuestro sector, muchas de ellas se encuentran en zonas alejadas, con limitado acceso a ayudas sanitarias o sociales. 

Además, se está coordinando con el MIDES los mecanismos que permitan brindar alojamiento a unas 80 personas en situación de calle, por medio del arrendamiento y mantenimiento de la estadía en un hotel en Montevideo por un período de 6 meses.

Adicionalmente, se está coordinando con otras gremiales del sector agropecuario para analizar e implementar mecanismos de apoyo que permitan afrontar esta grave situación que aqueja a nuestra sociedad.
0

Comunicación

La Dirección Nacional de Aguas (Dinagua), junto a otros organismos, prepara una sala de situación para alerta hidrológica que mejorará la prevención ante inundaciones, según informó el titular del organismo, Daniel Greif. Se instalarán estaciones telemétricas en Treinta y Tres y Río Branco; y las ciudades ubicadas sobre la cuenca del río Santa Lucía también contarán con sistemas de alerta temprana.

Para anticiparse al momento de la creciente y minimizar los daños en áreas donde se construyó sin criterios de prevención, se desarrollaron los sistemas de alerta temprana de inundaciones, en las ciudades más vulnerables. «El objetivo es que el Sistema Nacional de Emergencias esté en condiciones de asegurar una respuesta de desalojo ordenado y en seco», explicó Greif a la Secretaría de Comunicación Institucional.

A través de un convenio con la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), la Facultad de Ingeniería y el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), la Dinagua opera el sistema de alerta temprana en Durazno y, próximamente, quedarán operativos otros sistemas en Artigas y Quaraí.

Actualmente se trabaja en la instalación de una sala de situación para alerta hidrológica, con apoyo de la Agencia Nacional de Aguas de Brasil, en coordinación con el Instituto Nacional de Meteorología y el Sinae, donde se sistematizará y unificarán los distintos sistemas de alerta. Esto permitirá una visualización global anticipada con atención centralizada permanente y la actuación coordinada con todas las dependencias departamentales del sistema.

Durante 2017 está previsto el desarrollo de nuevos sistemas de alerta temprana en las ciudades cercanas a la cuenca del río Santa Lucía, mediante el uso de las estaciones telemétricas y los estudios existentes para luego sumar nuevas ciudades en función de su vulnerabilidad y posibilidades de atención. A esto se suma la instalación de estaciones telemétricas en Treinta y Tres y Rio Branco, que ya comenzó.

La incorporación de nuevas tecnologías, como radares meteorológicos e información satelital e hidrológica, se realiza en conjunto con todas las instituciones involucradas a través de un proyecto con apoyo del Banco Mundial.

Por otra parte, Greif destacó la incorporación en los planes de ordenamiento territorial de los “mapas de riesgo”, mapas que incluyen datos sobre curvas de inundación, regulaciones y acciones en cada área. Para conformarlos, se realizan relevamientos topográficos, se identifica el funcionamiento de las aguas y otros problemas junto a los actores locales, con estadísticas históricas y modelos hidrológicos de los cauces para realizar simulaciones.

Actualmente se incorporaron en los planes mapas de riesgo en las ciudades más vulnerables: Artigas, Bella Unión, Durazno, Treinta y Tres, San José, Ciudad del Plata y Paysandú, y se elaboran en Salto, Rivera y Juan Lacaze, entre otras ciudades. Estos datos son relevantes para la localización del sistema Público de Vivienda.

«Con los sistemas y los mapas de riesgo, los Centros Coordinadores de Emergencia departamental cuentan con un  registro informativo sobre la población para cada nivel de alerta», aseveró Greif.

Las grandes represas, como las de Salto Paysandú, Paso de los Toros o Mercedes, cuentan reguladores de aguas. Estas infraestructuras pueden aportar información para coordinar los desalojos, operativa efectuada mediante los planes de acción durante emergencias, que consideran la evacuación anticipada de la población.

Los sistemas de alerta temprana son utilizados desde 2002. Estas herramientas comenzaron a operar a partir de registros de precipitaciones, y actualmente lo hacen con modelos de escurrimiento más sofisticados, que incorporan registros de altura de agua en estaciones telemétricas en tiempo real y previsiones de precipitación. Esto permite una mejor aproximación y mayor tiempo de respuesta.

Para el director Greif, es fundamental la recopilación de información cuando ocurren eventos extremos, ya sea para relevar y confrontar los niveles del agua esperados en base a las simulaciones, como para identificar la población afectada, y corregir y calibrar los modelos matemáticos usados.

En la emergencia cada organismo cumple roles diferentes. Algunos atienden la primera línea en el apoyo directo a los inundados, y otros tienen la responsabilidad de recoger datos y evaluar situaciones para que la experiencia del evento sea una herramienta de mejora continua.

Fuente: https://www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/dinagua-daniel-greif-presupuesto-inundaciones-

0

Comunicación

Las inversiones efectuadas en 2015 abarcaron la construcción de 553 kilómetros y puentes de madera

La empresa UPM invirtió cerca de US$ 14 millones en la construcción de caminos durante 2015, más una cifra superior a US$ 1,5 en la construcción de puentes de madera en zonas rurales, como parte de una política de inversiones anuales para la recuperación y reacondicionamiento de caminos y soluciones de comunicación vial, destacó a El Observador Agropecuario el gerente de Infraestructura y Logística, Mauro Real de Azúa.

Explicó que la empresa construyó el año pasado 553 kilómetros de caminos en establecimientos propios y de productores asociados al Programa de Fomento para asegurar una salida adecuada de la producción. El uso de nuevas tecnologías ha permitido generar mejores caminos.

Desde hace tres años se introdujo el novedoso sistema llamado Estabilizado de caminos con cemento, tecnología que ha permitido alcanzar resultados muy buenos en caminos estratégicos. De esta forma, la flota de camiones que trabaja para la empresa puede transitar estos caminos más allá de las situaciones climáticas.

Sinergias

Por otra parte, las sinergias público-privadas han sido una herramienta de valor sustantivo para la mejora logística y la concreción de obras importantes para el interior del país, como la construcción de puentes de madera, indicó Real de Azúa. Los puentes, que se construyen con madera de eucalipto colorado, se encuentran en Paso del Billar (Durazno), Pablo Páez y Cañada Brava (Cerro Largo).

El puente construido en Paso del Billar, de más de 180 metros de longitud, ha permitido conectar a la comunidad de Arévalo con demás centros urbanos que se encontraban aislados, así como acortar distancias en la operativa forestal. Esto último se tradujo en un ahorro logístico muy importante, acortando hasta 60 km las distancias de traslado de madera a la planta de celulosa de Fray Bentos.

Otros proyectos destacados fueron la reparación del tramo de la ruta 4, que se reacondicionó en acuerdo con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la Intendencia de Paysandú, con vistas a la inauguración del Vivero Santana, y la construcción del bypass en Paso de los Mellizos, en Río Negro, mejorando la calidad de vida de los centros poblados de la zona.

 

Centros de acopio

La empresa cuenta además con centros de acopio intermedio en Río Negro, Tacuarembó y Durazno, que operan como reservas de madera que garantizan un suministro constante a la planta de celulosa de UPM Fray Bentos, incluso en épocas de lluvia preservando los caminos, evitando la circulación de carga pesada en los montes y caminos rurales en esas circunstancias.

Uso de bitrenes genera menor deterioro de rutas

Además se utilizan los bitrenes, que gracias a su configuración permite transportar mayor cantidad de toneladas de madera, generando un menor impacto en el deterioro de las rutas, como consecuencia de la tecnología empleada y de la menor cantidad de viajes que se realizan. Esto genera además una disminución en las emisiones de carbono. Durante el año 2015, del total de los 259 camiones que transportaron madera para la empresa, 29 fueron bitrenes, que transportaron 27% del total del volumen de la madera.

Con el mismo objetivo, UPM desarrolla un plan de transporte multimodal de madera fluvio marítimo desde el puerto de La Paloma hacia la terminal de Fray Bentos con destino a la planta de UPM. En 2015 se realizaron 50 viajes en navíos, lo que significó un ahorro de 5.000 viajes de camión entre Rocha y Fray Bentos.

Desde hace casi 10 años, UPM ha implementado un programa de seguridad vial con el fin de promover el manejo responsable, el conocimiento de las normas y la seguridad en el tránsito, dirigido a todos los tienen relación con la empresa, generando cursos de capacitación y charlas en conjunto con empresas privadas. La flota que transporta madera para la empresa se ha posicionado muy por debajo del índice de accidentalidad a nivel internacional promoviendo un tránsito seguro, dijo Real de Azúa.

En 2015, UPM introdujo un novedoso sistema de seguimiento de la flota para monitorear el comportamiento en ruta. En los primeros meses de implementación se registró una reducción de más de 90% de los excesos de velocidad y de 60% en faltas en los seguimientos de ruta.

Fuente: http://www.elobservador.com.uy/upm-invirtio-mas-us-155-millones-la-camineria-n919630

0

es_ESSpanish