Your address will show here +12 34 56 78
PEFC
“España está todavía lejos de las cifras de Alemania, que tiene casi el 72% de su superficie forestal certificada con PEFC o FSC, ya que solo tiene el 9,43%” 

“España está todavía lejos de las cifras de Alemania, que tiene casi el 72% de su superficie forestal certificada con PEFC o FSC, ya que solo tiene el 9,43%”, señalan desde Avebiom.

 Este es uno de los datos extraídos de las conclusiones finales del proyecto europeo Biomassavailability and sustainabilityinformationsystem, conocido con el acrónimo de Basis. 

Dicho dato, junto a otros como la localización de 4.000 plantas de producción de electricidad y/o calor con biocombustibles sólidos y el potencial localizado y disponible de biomasa en 200 regiones de la UE se han incorporado a una plataforma SIG (sistema de información geográfica). Se pretende así promover y facilitar el trabajo de promotores y proyectos de bioenergía a la hora de desarrollar un mercado rentable y sostenible.


Alemania tiene el 72% de su superficie forestal certificada, España el 9,4%
La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), socio en España de Basis, dio a conocer la semana pasada algunos de los últimos datos incorporados a la plataforma SIG del proyecto, concluido a finales de marzo. A principios de 2015 ya informó sobre la disponibilidad de astillas en diferentes regiones europeas. Por ejemplo, Andalucía cuenta con un potencial de 5,5 millones de toneladas anuales y Finlandia Oriental con 27 millones.


Ahora aporta nuevos datos en temas de sostenibilidad, al estudiar el estado actual en los países de la Unión Europea. “España está todavía lejos de las cifras de Alemania, que tiene casi el 72% de su superficie forestal certificada con PEFC o FSC, ya que solo tiene el 9,43%”, señalan desde Avebiom. Añaden que “sí hay datos interesantes, como el incremento de un 64% en el stock de madera en pie (de 594 millones de m3 en 1996 a 921 millones de m3 en 2006), y no ha habido cambio de uso de monte”.


4.000 plantas de más de un megavatio

Avebiom informa igualmente de la realización de análisis de criterios de sostenibilidad aplicables a la producción de astilla de madera (protección de terrenos de alto valor ecológico o protección de terrenos con altos stocks de carbono, por ejemplo). Especifican que “en total se han seleccionado siete criterios que se han aplicado a la plataforma SIG mediante una capa con la información de los terrenos protegidos y que no pueden parcialmente o totalmente explotarse, e incluyendo otra capa con los cambios de stock de carbono en los últimos años”.


La plataforma SIG es el principal resultado de Basis, integrado en el programa Intelligent Energy Europe (IEE) y coordinado por la Asociación Europea de la Biomasa (Aebiom). En ella se pueden encontrar varias capas de información, donde, además de conocer la sostenibilidad en la gestión de los bosques, aparecen infraestructuras, potenciales de producción y localización de los lugares más propicios para instalar una nueva planta. Contiene también una base de datos con 4.000 plantas de bioenergía, generadoras de electricidad, calor o cogeneraciones y siempre con potencia mayor a 1MW.


 Fuente: http://www.iciforestal.com.uy/el-mundo/9693-alemania-tiene-el-72-de-su-superficie-forestal-certificada-espana-el-9-4

0

PEFC

A nivel de las plantaciones forestales, existe un área 80% certificada


Uruguay está muy bien posicionado en materia de certificaciones de desarrollo sustentable en su producción forestal, llegando a 80% en las plantaciones de bosques y a 100% a nivel de los productos que tienen procesamiento industrial en este sector. En ese marco sobresalen las industrias de primera transformación como celulosa, tableros y madera aserrada.


El tema fue destacado a El Observador Agropecuario por el gerente de la Sociedad de Productores Forestales (SPF), Atilio Ligrone, en el marco del seminario internacional Desarrollo de negocio a través de la aplicación de herramientas verdes y branding estratégico.


Se trata de una actividad regional organizada conjuntamente con PEFC Internacional, un sistema de certificación forestal que rige a nivel mundial y del que existe una secretaría nacional en Uruguay. Este sistema permite certificar los bosques y los productos que se generan hasta el consumidor final que se han generado en una actividad legal, sostenible desde el punto de vista ambiental, social y económico.


El objetivo principal de las dos actividades el jueves 30 de junio y 1° de julio pasado en Montevideo fue seguir difundiendo la existencia de ese sistema y la importancia que tiene para la colocación de los productos forestales en los mercados, para mejorar la propia gestión de las actividades y para poder competir mejor en el mundo.


En la primera jornada se trató de difundir el sistema a nivel de productores que realizan producciones no madereras dentro de explotaciones forestales.


Oportunidad de certificación para productos integrados a forestación, ejemplo ganadería y apicultura


Oportunidad


Precisamente se ha observado que hay un número muy importante de productores ganaderos, apícolas y que cosechan hongos, entre otros, que se estimaron en alrededor de 2.000 personas que podrían encontrar en este sistema de certificación una oportunidad para introducir en sus productos y mejorar eventualmente las posibilidades de colocación en los mercados.
 

En la segunda jornada, la actividad estuvo orientada principalmente a demostrarles a las personas que producen productos de origen forestal la importancia que tiene dentro del desarrollo del negocio el tema de las políticas de responsabilidad social empresarial y la introducción de herramientas de este tipo.


En ese marco también el experto en branding (técnicas que diferencian un producto frente a la competencia), Crihstopher Smith, resaltó conceptos sobre de qué manera en el sector forestal se puede posicionar una marca a través de la actividad productiva.


Según Ligrone, es importante el desarrollo de la certificación en los productos no madereros, si se tiene en cuenta que el desarrollo forestal lleva 25 años en el país y recién se tienen las primeras inversiones en la industrialización primaria. Por lo tanto, se espera que la cadena de valor siga avanzando. Opinó que a medida que siga avanzando van a ir apareciendo nuevas demandas para la certificación de esos productos.


Ana Belén Noriega, quien se desempeña como secretaria general de PEFC España y que disertó durante el seminario, destacó a El Observador Agropecuario la importancia de ver al bosque como un ecosistema multiproducto y multifunción. Los bosques generan aire y son fuentes de biodiversidad, y también incluyen productos donde el más notorio y principal es la madera.


Pero, además, hay productos no madereros, como pueden ser los hongos que se producen en los bosques, como también la cría del ganado que puede tener una trazabilidad certificada de su origen sostenible. Se trata de una forestación integradora teniendo en cuenta la interacción de todos los factores que se incluyen en ese espacio de producción.


Por ejemplo, hay que considerar a los apicultores que ingresan también a los montes con sus colmenas para promover la polinización imprescindible para los bosques y praderas, y que contribuyen a la economía de diferentes producciones, sostuvo Belén.l


 

Un sello que beneficia al negocio



PEFC es un sello que beneficia al negocio. La etiqueta muestra que se emplean materias ambiental y socialmente sostenibles y «posiciona como empresa comprometida», destacó Ana Belén Noriega durante el seminario realizado en la sede de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).
 

Dijo también que el bosque es mucho más que madera y papel y que se puede ver el sello en productos de limpieza, latas, cucharas, perchas, lapiceras, casas prefabricadas, corchos, jamón, resinas, etcétera. Belén dijo a El Observador Agropecuario que cada vez más asociaciones o grupos de empresas se están uniendo para crear requisitos de sostenibilidad, lo que en función de los acuerdos que promueven se incluyen en las compras responsables que efectúan en los diferentes negocios que desarrollan.


Por ejemplo, se puede mencionar el rubro de los bancos, que se han comprometido al 2020 a una desforestación cero, donde evalúan que las empresas que están en el sector de commodities como la soja, el ganado o el sector forestal, tengan garantías no solo de viabilidad económica, sino que además cumplan requisitos de sostenibilidad. Esto es un ejemplo de política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en este rubro, dijo Belén.
 


Garantía



La española Ana Belén Noriega incentivó a los productores forestales y de productos no madereros de Uruguay a que hagan la trazabilidad de sus productos poniéndoles el sello PEFC, de manera que se les reconozca como un producto de origen sostenible. No quiere decir que los que no tengan el sello no lo sean, pero es la forma de garantizar ese concepto de sustentabilidad frente a los consumidor.


Fuente: http://www.elobservador.com.uy/uruguay-tiene-un-100-su-industria-forestal-certificacion-sostenible-n938108

0

PEFC
PEFC Uruguay llevó adelante actividad en el marco de la semana sobre Sustentabilidad y Competitividad en Latinoamérica 

Montevideo / TodoElCampo– En el marco de la semana sobre Sustentabilidad y Competitividad en Latinoamérica, PEFC Uruguay (ProgrammefortheEndorsement of ForestCertification), con el apoyo de PEFC Internacional y el patrocinio de la Sociedad de Productores Forestales, llevó a cabo dos actividades orientadas a la promoción de su sistema de certificación.

El primero de ellos fue el Taller de Sostenibilidad y trazabilidad en los productos no madereros de Uruguay y el Seminario internacional de Desarrollo de negocio a través de la aplicación de herramientas verdes y branding estratégico.


VINCULOS CON LA FORESTACIÓN: RECRÍA                   


En diálogo con TodoElCampo, el productor ganadero de Flores Walter Sánchez, se refirió a su vínculo con la forestación.


Sánchez se crio en el predio que, a medida que cambiaban los mercados, modificaba su explotación. Una vez que pasó a su dominio, se dedicó principalmente a la ganadería con especial énfasis en los ovinos. Comentó que en aquellos años, a principios del siglo XXI, invernaba 7 mil corderos para el proyecto cordero pesado. De tantos miles, pasó a tener un plantel de 60 Highlander, acobardado por los constantes robos. Según explicó, todos los años al comprar los corderos calculaba un 5 % de hurtos y abigeato.


Con los años, la agricultura en manos de empresas argentinas se instaló en el país y Sánchez arrendó gran parte del predio y con ello logró “cubrir deudas”, dijo. Sin embargo, el buen estado del campo no tardó en deteriorarse, ya que se trata de un predio marginal. Fue allí que se aproximó a la forestación, explotación que hoy ocupa, entre Forestal Oriental y Montes del Plata, 400 de sus 750 hectáreas.


Apuntó que se dedica a la recría de terneros, los cuales adquiere con unos 180 kilogramos y los vende en 380 o 400 kilogramos. Esos terneros utilizan los eucaliptus de siete años, serán talados a los 11 años, como abrigo en invierno y sombra en verano.


“El tema del pastoreo en los montes es fabuloso”, indicó y agregó que “se nota en el pelaje”. Asimismo, aclaró que un 30 % del potrero no se forestó, en las caídas de los campos y riberas de las cañadas, y es en esas mejores tierras donde pastorean los terneros. En éste momento ayudan con fardos y el aumento del peso se estima en 900 gramos por día.


Pero además de lo productivo de la recría, para Sánchez, debido a su avanzada edad, el tener arrendado el predio para forestación es garantía “de tener la plata en la mano”, lo que significa una doble ventaja, finalizó.


VINCULOS CON LA FORESTACIÓN: HONGOS


Pero también hay otros tipos de actividades que tienen un vínculo directo con la forestación. Uno de ellos, la recolección de hongos comestibles.


En todo el país un número importante de personas recorren varios kilómetros por día entre las plantaciones de eucaliptus en busca de hongos. Es el caso de Miriam Calderón y Maira Mallea, oriundas de Orgoroso (Paysandú), quienes realizan la recolección en predios pertenecientes a UPM Forestal Oriental.  


Con años en la actividad, ambas incursionan en los montes con un permiso especial, bajo la obligación de utilizar gorro, chaleco y un calzado cerrado, además del previo aviso al guardabosque.


El peligro mayor que se puede encontrar en los montes son las serpientes, dado el nivel de suciedad que se puede
encontrar.  


Los hongos, identificados por sus colores amarillo y naranja, nacen a finales de abril y permanecen hasta fines de junio, cuando las heladas lo perjudican. Recién en setiembre vuelven a aparecer.


También, explicaron las recolectoras, una de las estrategias utilizadas es no cortar todas las plantas, sino que dejan por lo menos un hongo, el cual libera esporas que se dispersan y permiten el crecimiento de nuevos hongos. Al tiempo, vuelven a mismo lugar por los nuevos.


Señalaron que los hongos llegan a desarrollar grandes tamaños, tanto que han recolectado ejemplares de un kilogramo.


Este año abundan los hongos y por ello se pagan $ 12 el kilogramo, pero aclararon que en años de escasez, como el pasado, se pagaban a $ 32. Calderón y Mallea han llegado a recolectar hasta 300 kilogramos por día, algo así como $ 4 mil.


En Orgoroso se dedican a la actividad unas 100 personas, de las cuales no todas están habilitadas por las empresas.


Producción: Estela Apollonio


Redacción: Damián Musso Sosa


Fuente: http://todoelcampo.com.uy/espanol/recria-y-recoleccion-de-hongos-vinculos-sustentables-de-la-forestacion-15?nid=23871

0

PEFC
Si bien hay obstáculos, existen síntomas que demuestran que hay un horizonte estimulante para la forestación, sector que pelea codo con codo con carne y soja en el podio de rubros generadores de divisas


Existen dos sucesos que echan mucha luz sobre el futuro de la agroindustria forestal en Uruguay.


Uno, concretado hace poco, es la inversión del consorcio liderado por Timberland Investment Group de BTG Pactual adquiriendo las operaciones de Weyerhaeuser en Uruguay por US$ 402,5 millones, relanzando la compañía como Lumin.


Otro, independientemente de idas y vueltas y de la concreción del acuerdo definitivo, es todo lo relacionado con la segunda planta de producción celulósica de UPM en el país.


Existen otros ejemplos, como la puesta en marcha a fines de 2016 del aserradero de Frutifor, que demuestran que el sector hace rato maduró y marcha a todo vapor hacia lo más alto del podio de los rubros que generan más ingreso de divisas al país. Por ahora es reñida la batalla con la carne y la soja, pero no lejos en el horizonte los productos de los bosques seguro mirarán al resto desde la cima.


A propósito de síntomas de los buenos, recientemente desde la Sociedad de Productores Forestales (SPF) se mencionó como un activo relevante que últimamente se han puesto en marcha fideicomisos forestales por montos relevantes, lo que ha permitido que con la participación de AFAPs se hayan comprado miles de hectáreas para forestar. Eso demuestra la vigencia de ahorrar forestando. Hay, asimismo, fondos provenientes del exterior que hacen nido en el ámbito forestal local.


Obviamente, no todo lo que reluce es oro: hubo algún paso atrás reciente, como la salida de la cancha de Fanapel, y además operadores privados no cesan de mencionar que hay obstáculos de magnitud considerable, como la falta de competitividad y las carencias logísticas. Otra restricción que se suele destacar es a nivel de áreas que se van protegiendo, por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), lo que más allá de razones o sinrazones establece que cada vez cueste más armar nuevos proyectos forestales. La frontera forestal se achica.


No obstante, hay un millón de hectáreas forestadas, que no es poco para el tamaño del país. En el año 2000 la duda era cómo procesar cinco millones de m3 de madera y en la actualidad ya son casi 14 millones de m3 de cosecha y movimiento de madera, en una cifra que seguirá creciendo.


Más exportaciones


Según el informe de Uruguay XXI correspondiente a julio de 2017, se percibe entre otras consideraciones que la madera, junto al ganado en pie, son los dos rubros que mostraron «tendencias positivas» comparando los registros de exportación del mencionado mes en relación a lo que ocurrió en julio de 2016.


Las exportaciones de celulosa fueron 2% superiores a las registradas en julio de 2016, rondando los US$ 106 millones, lo que la ubicó como tercer producto exportado en el mes.


La madera mostró un desempeño positivo, que tuvo una fuerte incidencia en las exportaciones mensuales. El valor exportado fue de US$ 33 millones, 87% mayor en términos interanuales.


En lo que va del año, las ventas de madera acumulan un crecimiento de 22% en relación al mismo período de 2016.


Cuando se creó la ley lejos se estuvo de imaginar que el área de bosques crecería a un millón de has. 


Considerando exportaciones de bienes realizadas desde Uruguay en julio de 2017, lidera el ranking la soja con el 24% (- 5%) seguida por carne bovina 22% (0%) y celulosa 19% (+ 2%).


En 2016 las exportaciones del complejo forestal (madera, productos de madera, celulosa, papel y cartón) se ubicaron en casi US$ 1.535 millones, lo que representó 18% del total de bienes exportados por el país.


En el rubro pasta de celulosa, el principal obviamente, en 2016 las ventas externas superaron los US$ 1.242 millones, cifra 2% inferior a la de 2015.


La celulosa se ubicó durante el año pasado como segundo producto de exportación de Uruguay, luego de la carne bovina.


Si bien las exportaciones de madera mostraron un comportamiento oscilante en los últimos años, el valor de las ventas en 2016 fue casi 20% superior al de 10 años atrás.


A 30 años de un empuje clave


Estamos en un año especial, dado el cumplimiento de tres décadas de cuando cristalizó la denominada ley forestal, la Nº 15.939, que inyectó un impulso vital al sector, algo inimaginable hasta para sus propios creadores. Esta ley ingresó al Parlamento durante el primer gobierno presidido por Julio María Sanguinetti, cuando el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) estaba a cargo de Roberto Vázquez Platero. En tanto, su ejecución estuvo a cargo de quien le sucediera a Vázquez Platero en el cargo al frente del MGAP, Pedro Bonino.

Los resultados de aquella ley perduran, superando todas las previsiones en materia de crecimiento, no solo de los montes destinados a la producción comercial, también de los bosques nativos, lo que significa una herramienta de enorme importancia en el equilibrio ecológico ambiental.


Hace 30 años había apenas 170.000 hectáreas de montes artificiales y 600.000 hectáreas de montes indígenas. Hoy son cerca de un millón de hectáreas y de 850.000 hectáreas, respectivamente.


En los aspectos económicos, considerando que la ley ambientó diversos desarrollos agroindustriales, se activó una mejoría notable de los beneficios obtenidos de las exportaciones, que pasaron de US$ 15 millones en 1990 a casi US$ 1.600 millones en 2016.


Asimismo, hubo una mejoría sustancial no sólo en la cantidad de mano de obra ocupada, sino en la calidad de la misma y en la seguridad en el trabajo.


La masa forestal generada, además, ha posibilitado que en el país se hagan inversiones privadas extranjeras de las mayores en la historia, concretamente las que han ejecutado UMP y Montes del Plata.


En la Expo Prado, un escenario preferentemente ganadero, este sector también dice presente, con informaciones que el interesado puede obtener en el stand de la SPF o en el del MGAP.


Las cifras


• US$ 1.535 millones… totalizaron durante 2016 las exportaciones del complejo forestal (se considera madera, productos de madera, celulosa, papel y cartón).


• 18% del total… de los bienes que se exportaron desde el país son lo que aportó el complejo forestal según datos brindados desde Uruguay XXI.


Aporte de la SPF en la Expo Prado


La Sociedad de Productores Forestales (SPF) ganó el Primer Premio –categoría Gremiales de ARU– en el concurso de stands de la Expo Prado. Además de brindar información a 30 años de creada la Ley Forestal, difunde las fotos ganadoras del concurso de la Asociación PEFC Uruguay, pero básicamente apuesta a educar. Cuando los escolares ingresan una escritora, María Rielli, lee una de las obras de su libro Cuentos de las cuatro estaciones. Luego los chicos dialogan con los anfitriones, el docente y entre ellos, sobre los mensajes del cuento y los valores promovidos por la SPF, como proteger el monte nativo, y se les explica el valor de la actividad forestal. Luego dibujan sobre paneles de celulosa, reciben un pin de recuerdo y se toman la foto grupal.

 


+http://www.elobservador.com.uy/la-otra-locomotora-que-cincha-fuerte-la-economia-nacional-n1118833

0

PEFC

En el marco de la celebración de 30 años de desarrollo sostenible para el sector, el stand fue reconocido con el primer premio en la categoría “Gremiales ARU”.




La Sociedad de Productores Forestales dijo presente un año más en la Exposición Rural del Prado con su tradicional stand y una propuesta enfocada en el público infantil y su relación con la forestación. En el marco de la celebración de 30 años de desarrollo sostenible para el sector, el stand fue reconocido con el primer premio en la categoría «Gremiales ARU».


Como en años anteriores, los niños fueron los protagonistas en la propuesta temática que presentó la Sociedad de Productores Forestales en la edición 2017 de la Expo Prado.


Por medio de una propuesta educativa, combinada con la narración, se invitó a la reflexión de los visitantes sobre la importancia de la conservación de los bosques nativos en convivencia con los bosques plantados para diversos destinos, incluido el industrial.


El camino elegido para lograrlo fue el de la literatura y la plástica. La escritora María Rielli, fue la encargada de narrar su cuento «Ñacurutú, la maestra del monte», y de invitar a los niños a realizar un recorrido por todas aquellas transformaciones que se presentan para los animales cuando conviven con la forestación.


Los niños participaron así un espacio de reflexión sobre la temática, considerando a la madera como un bien fundamental inserto en nuestras vidas, y que la mejor manera de conservar los bosques nativos es a través de la plantación de nuevos bosques para la producción de todos los bienes que son necesarios para nuestra vida diaria.


Con esta experiencia literaria como punto de partida, los visitantes pudieron generar un nuevo acercamiento al sector, llevando sus impresiones al color, pintando sobre lienzos de celulosa y caballetes de madera que fueron presentados en forma de estación de arte.


Por otra parte el stand contó con un espacio destinado a la exposición de las imágenes participantes en el concurso fotográfico organizado por el sello PEFC Uruguay, denominado «Bosques en tu mirada». Durante el evento de camaradería anual en el stand se realizó la entrega de reconocimientos a los autores de las imágenes ganadoras del concurso.


Finalmente, en el frente del stand de la Sociedad de Productores Forestales se incorporó una pantalla digital en la que se proyectaron imágenes alusivas a los cambios que se generaron a lo largo de 30 años de desarrollo forestal sostenible, desde la aprobación de la Ley Forestal en 1987.

En ese sentido, se mostraron imágenes de zonas del país en las que, pequeños poblados de 30 años atrás, como Pueblo Gallinal o Piedras Coloradas, han experimentado grandes cambios en materia de desarrollo, población y crecimiento.

 

http://www.montevideo.com.uy/contenido/Sociedad-de-Productores-Forestales-presento-30-anos-de-desarrollo-forestal-sostenible-en-la-Expo-Prado-2017-355352

0

PEFC



Conectar el bosque con la ciudad fue parte de la propuesta de la SPF en la ExpoPrado 2018. Esto se logró a través de trasmisiones en vivo desde diferentes puntos del país en donde se mostraron todas las fases de la cadena forestal.

La propuesta #BosqueEnVivo estaba dirigida a los escolares, quienes interactuaban con el movilero Sebastián Gonzáles desde varios puntos del país,  y así conocieron cómo viven y trabajan las personas en el sector forestal. Se visitaron viveros, plantaciones, platas de celulosa, trasporte, carpinterías, entre otros lugares.


Se realizaron más de 10 locaciones, las empresas visitadas fueron: Bioparque M´Bopicuá, Sillas y mesas Delfino Álvarez, Establecimiento Galpón Redondo de Mario Ahunchain, Establecimiento Santa Rita de Wilson de Magdalena Wilson, Forestal Atlántico Sur, Forestal Caja Bancaria, Grupo de Apicultores Paysandú, Montes del Plata, UPM Forestal Oriental.


Esta propuesta recibió una mención del Jurado de ARU por su carácter didáctico y educativo y el stand de Sociedad de Productores Forestales fue reconocido con el primer premio de la categoría gremiales de ARU.


Para ver los móviles realizados puede hacer clic aquí.


El stand también contó con dos propuestas más. Por un lado, un espacio dedicado al proyecto Piloto de Certificación de la Cadena de Custodia PEFC de Productos Apícolas con origen Forestal Sostenible. Este es un trabajo en conjunto de PEFC Uruguay, UPM y el grupo de trabajo de instituciones involucradas en el desarrollo apícola (CAR)


La Certificación de la Cadena de Custodia verifica que los productos forestales proceden de bosques que son gestionados de forma sostenible. Se basa en la norma internacional, desarrollada por PEFC, como mecanismo de control de la trazabilidad.


Por otro, se proyectaron las 30 historias forestales. Trabajo realizado en el marco de los 30 años de la Ley Forestal y que narra 30 historias de personas vinculadas a la cadena forestal.


Para ver las historias forestales puede hacer clic aquí.

0

es_ESSpanish