Uruguay forestal

Uruguay forestal 

La República Oriental del Uruguay, situada en la zona templada de América del Sur, se ubica en la misma latitud que los principales emprendimientos forestales del mundo, encontrándose en una zona climática similar a las de Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Chile. De las 17.600.000 ha de superficie terrestre que dispone el país unas 16.400.000 ha se pueden utilizar en actividades agropecuarias, encontrándose un 5% de dicha área cubierta por bosques nativos y un 6,5% por bosques implantados.

URUGUAY FORESTAL / Productos no madereros

Además de los productos vinculados a la extracción y procesamiento de madera, la forestación genera un conjunto de productos no madereros (PFNM), que hasta el momento son de escasa significación económica.
 

Un producto no maderero generado a partir de la forestación es la miel, que por su sabor diferente de la producida en praderas permite diversificar los mercados de destino. Son muchos  los apicultores que instalan sus colmenas en bosques plantados y existen acuerdos de cooperación recíproca entre las empresas forestales y los apicultores. Otros productos forestales no madereros de producción y comercialización incipiente son los hongos,  fibras, plantas medicinales, resinas y aceites esenciales, con aplicaciones en la industria alimentaria, farmacéutica y química.
 
Otro tema a destacar es la integración de la forestación en predios ganaderos y la ganadería en plantaciones forestales. Aproximadamente un 25% de la superficie afectada por la forestación se encuentra ocupada por bajos, cortafuegos y caminos, los cuales son pastoreados para controlar la vegetación y reducir los riesgos de incendios forestales. A su vez, los bosques ejercen un efecto de abrigo y sombra sobre el ganado, lo cual disminuye su gasto energético. Todo ello permite que la dotación de ganado en los campos con plantaciones forestales sea sólo levemente menor a la dotación existente previo a las plantaciones.