prensa

El transporte de carga de AFE tocó fondo en 2017

18/01/2018
Llevó 500.000 toneladas, el menor volumen de su historia.

Servicios Logísticos Ferroviarios, la operadora de carga cuyo 51% pertenece a AFE, cerró 2017 con una caída de 26% en los volúmenes transportados. Llevó unas 500.000 toneladas, lo que supone la cantidad más baja desde que se creó AFE en 1952 (año en que se aprobó su ley orgánica, los trenes habían sido nacionalizados en 1948). En 2016 se habían cargado solamente 650.000 toneladas, lejos del objetivo de un millón y medio que el presidente de AFE, Wilfredo Rodríguez, había marcado para ese año.

Luis Rivero, el vicepresidente de AFE, dijo a El País que "está incidiendo la falta de locomotoras" y reconoció que la caída ha sido "muy profunda" pero cree que en 2018 los volúmenes se duplicarán. "Se ha tenido que rechazar alguna carga por problemas de disponibilidad de locomotoras. Hay un contrato que se firmó el año pasado con General Electric de Brasil para la rehabilitación de cuatro locomotoras (fueron compradas hace 25 años). Se va a hacer la sustitución con cuatro motores nuevos que llegaron de Estados Unidos y están en los talleres. El lunes 15 empieza el montaje de dos locomotoras y en febrero el de las otras dos. A fines de febrero pasamos de cinco locomotoras a nueve. Hay una décima que se está rehabilitando con recursos propios", explicó Rivero. Con "máquinas confiables" se podría llegar a una "meseta razonable", lo que debería complementarse con las mejoras en la vía a Minas que se licitará este año y se estudia la posibilidad de mejoras en el ramal a Río Branco, sostuvo. "La velocidad del transporte de carga va a quedar en un estándar de 40 kilómetros, que es bueno", aseguró Rivero. Las mejoras en la infraestructura y el material rodante es condición previa para que se pueda intentar volver a captar algunos clientes que se perdieron, dijo Rivero.

El director blanco de AFE, Alfonso Lereté, por su parte, reconoció que hay esfuerzos para poner a punto las locomotoras pero cuestionó al gerente general, Fernando Valls, que fue designado el año pasado. "No hay un verdadero líder y gerente de la empresa. No hay captación de nuevos clientes. Tiene que haber una estrategia", sostuvo. Lereté señaló que se han perdido empresas madereras y cerveceras como Ambev y que con clientes históricos como la arrocera Saman "no se ha podido llegar a cifras que eran importantes".

A Lereté también le preocupa qué va a ocurrir cuando en algún momento de 2019 comiencen las obras de rehabilitación de las vías entre Paso de los Toros y Montevideo para permitir el traslado de la celulosa de la eventual segunda planta de UPM. "Si esta realidad se presenta ahora, ¿qué va a pasar cuando la vía no esté operativa? Podemos perder la poca carga de arroz y madera de Tacuarembó, el combustible que va a Durazno. La operadora tiene casi 50 funcionarios. ¿ De dónde va a salir el dinero para los sueldos, los aportes, el mantenimiento? No han respondido", señaló Lereté.

Está previsto que las obras insuman unos 36 meses y comenzarían en algún momento de 2018. En este año se adjudicarían. Rivero valoró que en 2018 no habrá obras en el ramal y que se debe aprovechar ese lapso para potenciar la empresa y el uso de los ramales a Minas y el que une Paysandú y Rivera (que hoy no se utiliza pero que está siendo rehabilitado). "Se van a tener que fortalecer servicios auxiliares (para las obras Paso de los Toros-Montevideo) para el traslado de piedra, durmientes, rieles, personal", consideró Rivero.

Advertencia de Rossi.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, hizo una advertencia en Metrópolis FM."Esperemos que AFE no sea la próxima Pluna, pero es evidente que, si no se transforma, el fin inexorablemente será ese", dijo. El tren debería, si se construye la planta de UPM, pasar a transportar 2 millones de toneladas anuales, recordó el ministro, para lo cual requiere una fuerte mejora.

https://www.elpais.com.uy/informacion/transporte-carga-afe-toco-fondo.html

GALERIA DE FOTOS