Incendios Forestales

Cierre de temporada 2020 – 2021

El domingo 4 de abril, culminaron las operaciones del Plan de Protección contra incendios del de la temporada 2020 – 2021. Tras un comienzo con altos índices de riesgo, que llevaron a la detección de una alta cantidad de focos (y consecuentemente un relativamente alto registro de combates), las lluvias de fines de enero trajeron alivio a la producción agropecuaria en general, y al sector forestal en particular.

Fue un verano difícil (que será recordado como el que se pasó en plena pandemia), en el cual, y gracias al esfuerzo y compromiso de todos los actores, pudo sortearse sin mayores inconvenientes, la atención que los casi 1.000 focos detectados, potenciales amenazas a los bosques protegidos de las empresas socias de SPF, que lo implementan y financian.

Más de 2.000 horas empleadas en vuelos, y casi 430.000 km fueron realizados por las seis empresas que recorren diariamente, otras tantas rutas de detección.

Con el trabajo de más de 100 personas que estuvieron desplegadas en las tres Bases, desde diciembre a marzo, se logró proteger casi 850.000 hectáreas efectivas en los 16 departamentos que poseen bosques implantados.

Un trabajo seguro, hecho con Brigadas contratadas a la Dirección Nacional de Bomberos (que se movilizan en helicópteros adaptados para el combate de incendios), ha permitido durante los últimos siete veranos, mantener un muy bajo registro de pérdidas, al actuar rápidamente en aquellos focos detectados dentro de los bosques, o que por su proximidad se consideran amenazas.

El Plan, reconocido y apoyado por diversas instituciones del Estado, resalta el espíritu colaborativo de las empresas socias de SPF, que con una inversión algo mayor a los USD 2:300.000, se unen ante un enemigo común, que no respeta límites prediales.

Trabajo en equipo, compromiso, confianza y empleo de medios y tecnología adaptados a las condiciones de nuestro país, son el sello distintivo de un programa diseñado por técnicos de seis empresas, y el equipo de SPF.

Cuidar nuestros bosques es cuidar el ambiente, y la salud y el trabajo de las personas.