Your address will show here +12 34 56 78
Incendios Forestales
Al cerrarse el segundo mes de puesta en marcha del Plan de Protección contra incendios, puede decirse que la temporada comenzó con la mayoría de los días calificados como de riesgo ALTO, en las diferentes zonas vigiladas.

Como consecuencia de esa categorización, la cantidad de horas de vuelo se ha incrementado en un 10% respecto al mismo período del año pasado, detectándose casi un 50% más de focos, en idéntico lapso.  Concomitantemente con estos incrementos, la cantidad de combates realizados y horas empleadas, fueron el doble de las del año pasado.

La pandemia agregó restricciones de movilidad, lo que redujo las visitas a Bases y capacitaciones presenciales que estaban previstas, aunque de manera virtual, se ha podido trabajar en los aspectos que permite esta modalidad. Estas dificultades no han impedido cumplir con las tareas asignadas a cada actor del Plan, y se han desarrollado sin mayores inconvenientes las operaciones necesarias.

La totalidad de focos detectados son atribuibles a acciones humanas (consientes o inconscientes), por lo que se considera que el principal foco de atención debe centrarse en la concientización de todos los que de una u otra manera, están próximos a los bosques.

Se considera importante insistir en la pertinencia de observar una conducta cuidadosa, respetando la prohibición de hacer o propiciar fuegos al aire libre en verano, y eventualmente suspendiendo actividades riesgosas en las horas de mayor peligro, de los días catalogados con riesgo ALTO o EXTREMO.

Adicionalmente, debe recordarse que el aviso inmediato al detectar un foco (911 y WhatsApp al 098 BOSQUE), tiene relación directa con el tamaño que éste finalmente tome, y con los recursos y tiempo necesarios para la extinción.

Cuidar nuestros bosques es cuidar el ambiente, y la salud y el trabajo de las personas.
0

es_ESSpanish
es_ESSpanish