Campaña Prevención

¿Qué es la liquidación de un incendio?

La liquidación es la tarea de extinguir por completo el fuego o eliminar los puntos calientes después de controlado el incendio. Puede pasar tiempo entre que un incendio se declare controlado y este se extinga por completo. Es importante realizar la liquidación porque podrían producirse rebrotes de algunos focos.

Las premisas básicas para la liquidación de cualquier incendio forestal son: 

  • Nunca dar por extinguido un incendio en horas de la noche.
  • Se deben de esperar por lo menos 8 horas de luz a partir del último punto caliente. 
  • Dejar una guardia permanente, o realizar recorridas periódicas, hasta que se cumplan las 8 horas de luz aconsejadas.